Más contenido sobre la alergia respiratoria:
Asma

El asma es la enfermedad crónica respiratoria más frecuente y, sin embargo, su tratamiento es complejo. Esto es debido, en primer lugar, a que la forma de dispensación es mediante inhaladores, y su uso requiere una técnica no siempre sencilla de aprender. Por otra parte, el ajuste de dosis no depende de la edad ni de parámetros objetivos medibles mediante una analítica, sino que depende del propio control de la enfermedad que, en muchos casos, es un parámetro subjetivo.

Uno de los principales retos tanto para pacientes como para médicos es saber distinguir los síntomas y evitar el tratamiento inadecuado, ya sea tanto por exceso como por defecto. Es muy frecuente en determinados rangos de edad, especialmente la adolescencia, sentir “vergüenza” en el momento de utilizar los inhaladores, o no “querer  ver” la enfermedad ni reconocerla. Suelen ser personas, de todas las edades, que “normalizan” el bajo rendimiento, especialmente físico.

Con este motivo, desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC)  y Mundipharma, en colaboración con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) , se ha creado un vídeo divulgativo para promocionar los criterios de calidad de vida entre los pacientes asmáticos, y conseguir realizar las mismas actividades y con similar rendimiento que un compañero, un amigo, ya que con un adecuado diagnóstico y tratamiento el asma no puede poner limitaciones a la vida cotidiana. Actualmente, una persona asmática no sólo puede realizar deporte sino que éste puede ser de alta competición, ya que incluso con mayor frecuencia los deportistas de élite son asmáticos.

Una persona asmática no sólo puede realizar deporte sino que éste puede ser de alta competición

La colaboración de personalidades famosas ha sido crucial para crear más impacto. Queremos agradecer a todos ellos su granito de arena para conseguir concienciar que un asmático puede reír, cantar, jugar, hacer deporte y, en conclusión, hacer la vida habitual exactamente igual que otra persona no asmática. Sólo tiene que acordarse de utilizar su medicación y acudir a revisiones periódicas con el especialista. Por eso, recuerda, si eres asmático: QUE EL ASMA NO TE PARE.

 

Dra.  Silvia Sánchez-García
Alergóloga Hospital Niño Jesús de Madrid
Twitter @Ana_Filaxia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *