Reconocer los síntomas

Los síntomas de la alergia son diversos y pueden aparecer a la vez o progresivamente a lo largo de la vida.

PATOLOGÍAS RESPIRATORIAS

La Rinitis Alérgica

Es una inflamación de las capas internas de la nariz y se traduce en una sensación de congestión nasal, abundante mucosidad en forma de goteo, picor de nariz y estornudos. Si se le asocia una irritación ocular, se trata de una rinoconjuntivitis alérgica.
La rinitis alérgica puede ser tanto estacional, si los síntomas aparecen de forma ocasional o únicamente durante determinadas estaciones, como rinitis perenne si se produce por la sensibilización a uno o más elementos alergénicos presentes permanentemente en el entorno (ácaros, pelo de animales, hongos de interior, etc.).

El Asma Alérgica

Los principales síntomas del asma alérgica son dificultad para respirar con sensación de opresión en el pecho, sibilancias (“pitos”) y tos (frecuentemente nocturna) como consecuencia de una inflamación en los bronquios.
Los bronquios son unos tubos por donde entra y sale el aire de los pulmones. Con la inflamación de los bronquios el aire no fluye bien y la respiración produce un sonido sibilante. Estos síntomas se asocian a aumento del moco (que produce la tos) y a inflamación de los bronquios (edema bronquial).
Las crisis de asma pueden abarcar desde la simple falta de aliento, cuando son leves, hasta la insuficiencia respiratoria grave que requiere hospitalización, cuando son graves. En niños, el asma alérgica puede llegar a afectar el desarrollo torácico y puede tener una influencia negativa en la vida familiar y escolar.

SÍNTOMAS CUTÁNEOS

El Eccema Atópico

El eccema atópico (a veces confundido con la dermatitis atópica) es un síntoma alérgico que aparece poco después del nacimiento. La piel se endurece y acartona produciendo picor y enrojecimiento. Estas lesiones aparecen normalmente en la cara, el cuero cabelludo, los pliegues de flexión como la ingle y/o la rodilla e incluso la axila. Si no se tratan, estas lesiones pueden hacer que la piel se vuelva seca y frágil.
En ocasiones, el origen de este tipo de eccema se ha atribuido a determinadas proteínas de la leche de vaca.

El Eccema de Contacto

El eccema de contacto es una forma de alergia cutánea que afecta, sobre todo, a los adultos. Aparece una erupción de ronchas en la piel, de pequeñas vesículas (pequeños granos llenos de líquido) y picor intenso.
Las lesiones se localizan en aquellos puntos de la piel que han tenido contacto con el alérgeno y aparecen entre 2-3 días después del contacto.

La Urticaria Alérgica

La urticaria alérgica suele manifestarse después de tomar un medicamento o un alimento. Se caracteriza por la aparición de un conjunto de pequeñas pápulas rojas (granitos en la piel) o de ronchas que pueden extenderse por el resto del cuerpo, acompañado de un intenso picor.

El Edema de Quincke

Se trata de una forma de hinchazón brusca y localizada en la piel causada por una reacción vascular (inflamación). Penetra en profundidad llegando a los tejidos subcutáneos e incluso hacia las mucosas internas.
A menudo esta reacción alérgica se localiza en la cara, pero en su forma más grave el edema puede afectar también a la garganta y laringe, originando en pocos minutos ahogo además de un descenso de presión arterial y pérdida de conocimiento. Este fenómeno se denomina choque anafiláctico y requiere tratamiento urgente (principalmente una inyección de adrenalina).
Este tipo de edema se asocia en concreto a la alergia a determinados alimentos y medicamentos o a la sensibilización del organismo a los venenos de insectos himenópteros (abeja, avispa, avispón).

PATOLOGÍAS
DE LA ALERGIA


PATOLOGÍAS
RESPIRATORIAS

LA RINITIS ALÉRGICA:
Congestión nasal, abundante mocosidad en forma de goteo, picor de nariz y estornudos.

PERIODO: Estacional y perenne.

EL ASMA ALÉRGICA:
Dificultad para respirar, opresión en el pecho, sibilancias y tos en consecuencia a la inflamación de los bronquios.


PATOLOGÍAS
CUTÁNEAS

EL ECCEMA ATÓPICO:
La piel se endurece y acartona produciendo picor y enrojecimiento.

ZONA: Cara, cuero cabelludo, pliegues de flexión (ingle y/o rodilla e incluso la axila).

PERIODO: Aparece poco después del nacimiento.

EL ECCEMA DE CONTACTO:
Erupción en la piel de pequeños granos llenos de líquido y picor intenso.

ZONA: Los puntos de la piel que han tenido contacto con el alérgeno.

PERIODO: 2-3 días después del contacto.

LA URTICÁRIA ALÉRGICA:
Aparición de un conjunto de granitos en la piel o de ronchas que pueden extenderse por el cuerpo, acompañado de un intenso picor.

PERIODO: Después de tomar un medicamento o un alimento.

EL EDEMA DE QUINCKE:
Hinchazón brusca en la piel causada por una inflamación. Puede causar ahogo, descenso de la presión arterial y pérdida de conocimiento.

ZONA: Cara, garganta y laringe.