Más contenido sobre la alergia respiratoria:
alergia a ácaros

La alergia a los ácaros del polvo doméstico es una de las alergias respiratorias más comunes y extendidas. El otoño es considerado como “la estación de los ácaros”, pues la presencia de estos alérgenos se incrementa de forma muy destacada respecto al resto del año.  Por tanto, es el momento ideal para dirigirnos a varios alergólogos de reconocido prestigio y recabar su valoración sobre qué tratamientos son más efectivos para combatir este tipo de alergia, así como averiguar qué opinan de las medidas de evitación. Todos han coincidido en recomendar la inmunoterapia con alérgenos o vacuna para la alergia como el tratamiento más indicado para abordar la alergia a ácaros. En la primera parte de este artículo responden los doctores Silvia Sánchez García y Gonzalo Campos.

Preguntas:

  1. ¿Cree que las medidas de evitación o prevención de la alergia a ácaros son efectivas?
  2. ¿A qué pacientes recomendaría la inmunoterapia para la alergia a ácaros y por qué?

 

Silvia Sánchez García
Hospital infantil universitario Niño Jesús (Madrid)
Secretaria del Comité de Jóvenes Alergólogos de la SEAIC
 

  1. Las medidas de evitación suelen ser recomendables porque disminuyen la carga alergénica. Sin embargo, no suelen ser efectivas por esto mismo. A pesar de una limpieza exhaustiva, siempre quedan ácaros, y pacientes muy sensibilizados pueden notar síntomas exactamente igual. Lógicamente es recomendable evitar una exposición masiva, limpiar con un paño húmedo, evitar lugares con polvo, libros viejos… pero, a pesar de ello, los síntomas persisten. Lo que se consigue con las medidas de evitación es disminuir estos síntomas, pero no hacerlos desaparecer.
  1. La inmunoterapia con ácaros es un tratamiento, en cambio, altamente efectivo. La recomendación es, obviamente, cuando existe una alergia comprobada a los ácaros (no una sensibilización, es decir, la aparición de unas pruebas positivas no es suficiente para hacer el diagnóstico de alergia a ácaros y, por tanto, no debe indicárseles vacuna a todos los pacientes con pruebas positivas).Por otra parte, los extractos mejor estandarizados son los de dermatophagoides, por lo que, preferentemente, se debe vacunar con dichos ácaros. Por lo tanto, el paciente debe ser alérgico a éstos, que, además, son los más frecuentes en España.Con estas dos premisas: ( 1) Comprobar que el paciente es realmente alérgico a ácaros, lo que debe hacer un alergólogo y 2) Utilizar extractos estandarizados y de calidad… prácticamente cualquier paciente puede ser candidato. Existen otros factores intrínsecos al paciente, como, por ejemplo, que padezca una rinitis persistente y que interfiera en sus actividades diarias por causa de la alergia y, por supuesto, los pacientes asmáticos. Es un tratamiento curativo de la enfermedad, por lo que es el tratamiento idóneo en caso de que los anteriores requisitos se cumplan.

 

Gonzalo Campos Suárez
Coordinador del Grupo AlergoMálaga
 

  1. Las medidas de evitación o prevención frente a los ácaros del polvo no impedirán que se desarrolle una enfermedad alérgica futura. Ahora sí, llevarlas a cabo cuando ésta ya está instaurada, será importante en el abordaje terapéutico, junto al tratamiento sintomático y la inmunoterapia (vacunación antialérgica), si estuviese indicada.
  1. A todos aquellos pacientes con síntomas de rinosinusitis, conjuntivitis y/o asma, que por su frecuencia y/o intensidad la tengan indicada. Por dos motivos fundamentales: El primero, por mejorar su problema y su calidad de vida. El segundo, por evitar la progresión de su enfermedad alérgica con el paso del tiempo. Está demostrado que el único tratamiento disponible a día de hoy capaz de detener dicha progresión es la inmunoterapia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *