Más contenido sobre la alergia respiratoria:
diferenciar la alergia

Un mismo síntoma puede estar motivado por diferentes causas. Resulta fundamental conocer el origen del problema para tratarlo adecuadamente. Un mismo síntoma puede estar motivado por diferentes causas. Resulta fundamental conocer el origen del problema para tratarlo adecuadamente. Los resfriados y la rinitis alérgica tienen muchos síntomas en común: en ambas situaciones podemos tener estornudos, picor de nariz y congestión o goteo nasal.

En el caso del resfriado común, que es una enfermedad infecciosa producida por un virus, en ocasiones podremos tener también fiebre y dolor generalizado o mal cuerpo, propio de las infecciones. La rinitis alérgica, consecuencia de exponernos a algo a lo que somos alérgicos, los alérgenos, puede acompañarse de picor y enrojecimiento de ojos, y la mucosidad nasal suele ser mucho más líquida, casi agüilla.

La época del año en la que tengamos estos síntomas es también importante, aunque conviene recordar que la alergia no sólo puede ser en primavera y que el catarro no es exclusivo del invierno. Distinguirlos es importante porque el tratamiento de ambas afecciones es diferente. En caso de duda, lo recomendable es acudir a nuestro médico o alergólogo para una correcta valoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *