Más contenido sobre la alergia respiratoria:
alergias en el trabajo

En ocasiones, la exposición a sustancias alérgicas que se encuentran en nuestro ambiente laboral puede provocarnos asma, o empeorar el que ya teníamos con anterioridad.

De hecho, el asma ocupacional (forma de denominar al asma provocada por la exposición en el trabajo a dichas sustancias) es la principal causa de enfermedad respiratoria en los países desarrollados y tiene muchas implicaciones económicas y legales.

Las profesiones con mayor riesgo para desarrollar alergias en el trabajo son los técnicos de laboratorio, los pintores, los panaderos, los trabajadores de la industria del plástico, los soldadores y los empleados en tareas de limpieza, puesto que respiran sustancias capaces de provocar alergia o con gran efecto irritante.

Una vez que se llega al diagnóstico de asma ocupacional, es imprescindible que cese por completo la exposición al agente responsable de los síntomas. Por este motivo, el paciente debería cambiar su puesto de trabajo y ser reubicado en una zona diferente, libre del alérgeno. Al finalizar la exposición, en la mayoría de los casos se consigue una remisión completa de los síntomas de asma.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *